UC Davis se prepara para albergar nuevamente la Chile-California Conference

conference

El sábado 17 de octubre, UC Davis recibe nuevamente a los estudiantes de posgrado chilenos de UC Berkeley, Stanford y, por supuesto, de sus propias aulas para realizar la cuarta versión de la Chile-California Conferencia, más conocida simplemente como C3. Estas tres casas de estudio se turnan para recibir a la nueva generación de investigadores chilenos que se están formando en el estado de California. Solamente en UC Davis, más de 60 chilenos cursan un máster, doctorado o postdoctorado o poseen una posición como investigadores o docentes en esta casa de estudios. En 2012, UC Davis fue la primera en albergar la C3, luego vino UC Berkeley y el año pasado, Stanford. 

Este año comienza la segunda “ronda” con UC Davis como anfitrión y un nuevo participante: UC Santa Cruz. Bajo el lema Imaginando el futuro, creándolo juntos, “enfatizamos la idea que C3 es un espacio para pensar y crear juntos un mejor futuro para Chile y California, los cuales en varios aspectos son muy similares (leer más abajo). C3 es en parte fruto de los largos vínculos de intercambio científico, académico y tecnológico entre Chile y California… y es uno de los ejemplos que mejor grafica este potencial, dinamismo y la riqueza de este intercambio”, comenta Catalina Gerstmann, Coordinadora General de C3 y Coordinadora de Proyectos de Public Intellectual Property Resource for Agriculture (PIPRA), de UC Davis.

El programa de la C3 está estructurada en plenarias que destacan las fortalezas de las casas de estudio participantes. Así, este año los tres grandes temas serán biotecnología en la agricultura -UC Davis es la universidad Nº1 en el mundo en agronomía, forestal y veterinaria-, tecnología aplicada e innovación –Stanford es una de las líderes en estas materias-, y educación, donde UC Berkeley destaca en los rankings internacionales, entre otras áreas. 

Además de las plenarias, “habrá otros espacios en la conferencia donde estudiantes, académicos y emprendedores de todas las áreas podrán compartir sus áreas de investigación y proyectos con el resto de los asistentes”, explica William San Martín, coordinador de Programa de C3 y estudiante de doctorado en Historia Latinoamericana en UC Davis. 

Unas de esas actividades será el C3 Challenge: los organizadores recibirán hasta el 2 de octubre ideas o proyectos que buscan tener un impacto positivo en la sociedad y medioambiente. Los seleccionados presentarán sus iniciativas ante la audiencia de C3 y los ganadores recibirán un premio por US$250. Junto con la propuesta, los postulantes pueden presentar un video de 90 segundos en inglés que puede ganar el C3 People's Choice Award y 250 dólares. Para más información: http://www.cal3.org/c3_challenge.php. Otras actividades serán presentación de pósters y una exposición, que pronto contará con más detalles en la web de la C3: www.cal3.org 

Los organizadores también comentan la relevancia de los auspiciadores. Desde sus inicios, C3 ha contado con el patrocinio de la Fundación Imagen de Chile –a través de su red de talentos ChileGlobal-, el Chile-California Council y el Consulado de Chile en San Francisco. “Desde el comienzo han sido actores clave potenciando los intercambios entre Chile y California, y por eso lo han sido también en C3”, acota Catalina. 

Y William agrega: “Este año estamos muy contentos de contar con otro gran sponsor que es UC Davis Chile, el nuevo centro de innovación que UC Davis abrió en Chile y que sin duda va a jugar un rol clave en el futuro de las relaciones entre Chile y California”. 

Un poco de la historia entre Chile y California

Chile y California han cultivado una estrecha relación. Tal vez porque comparten una geografía física similar: una cordillera de la costa baja y otra alta, un rico valle central, clima Mediterráneo y una larga costa rica en recursos marinos. En 1963, las autoridades de ambos territorios firmaron el “Convenio Chile-California”, que promovía la cooperación técnica y la realización estudios de posgrado entre Chile y la Universidad de California (UC), en áreas tan diversas como agricultura, educación, gestión de recursos hídricos y transportes. Este acuerdo sentó parte de las bases del boom frutícola de Chile, dado que varios de sus artífices nacionales se formaron en UC Davis, los llamados UC Davis boys.

En todo caso, la relación entre Chile y California existía desde mediados del siglo XIX. Durante la fiebre del oro, 9 mil de los 35 mil habitantes de la entonces pequeña localidad de San Francisco eran chilenos que se habían embarcado en Valparaíso tras el paso por el Cabo de Hornos de los barcos que iban rumbo a California. 

Regresando al siglo XXI, en 2008, la Presidenta Michelle Bachelet y el entonces Gobernador del Estado de California, Arnold Schwarzenegger, firmaron el “Plan Chile-California: Una asociación para el siglo XXI”. El objetivo de este nuevo convenio es desarrollar oportunidades de negocio, ampliar la formación e investigación en educación y realizar proyectos de investigación y desarrollo en áreas estratégicas para ambos territorios, incluyendo, obviamente, el sector agronómico, como vino y recursos hídricos.

Ese mismo 2008, surgió el programa Becas Chile, que entre sus diversos instrumentos, financia los estudios de posgrados de chilenos en el extranjeros. Anualmente, decenas de connacionales escogen el estado California, uno de los más populosos y ricos de Estados Unidos, para cursar su máster, doctorado o posdoctorado. Y claro, la oferta es amplia, solamente la Universidad de California (casa de estudios pública) posee 10 campus, entre ellos Davis, Berkeley y Santa Cruz , que participan en C3, junto con Stanford, una de las cerca 130 universidades privadas que posee este estado y uno de las mejores en el ránking mundial. 

Para más información: http://www.cal3.org/

Category